¿Qué es el Hipotiroidismo canino?

El hipotiroidismo canino es una enfermedad en la que el tiroides, una glándula situada en el cuello del perro, no produce suficiente hormona tiroidea. Esta hormona es esencial para regular el metabolismo y las funciones corporales. Cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea, puede afectar al funcionamiento de muchos órganos y sistemas corporales.

¿A qué perros afecta el hipotiroidismo canino?

El hipotiroidismo canino es más frecuente en perros de mediana y avanzada edad, aunque también puede afectar a perros más jóvenes. Las razas grandes, como los pastores alemanes y los doberman, también corren un mayor riesgo de padecerlo.

Las glándulas tiroides de un perro están en su cuello, a ambos lados de la tráquea.

Las glándulas tiroides en un perro se encuentran en su cuello, junto a su tráquea.

Síntomas del hipotiroidismo canino

Cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea, puede afectar al funcionamiento de muchos órganos y sistemas corporales.

Los síntomas del hipotiroidismo en perros pueden ser sutiles al principio y pueden incluir:

  • Aumento de peso
  • Piel seca y escamosa
  • Pelaje grisáceo y quebradizo
  • Debilidad muscular
  • Letargo y fatiga
  • Problemas cutáneos y oculares

Si sospecha que su perro tiene una tiroides hipoactiva, es importante que lo revise uno de nuestros profesionales veterinarios para que le diagnostique y le ponga un tratamiento.

Tratamiento y prevención del hipotiroidismo canino

El tratamiento del hipotiroidismo en perros suele consistir en la administración de hormona tiroidea en forma de comprimidos o inyecciones. Este tratamiento es de por vida y es importante que su perro reciba una dosis adecuada de hormona tiroidea para mantener una función tiroidea normal.

Además del tratamiento con hormona tiroidea, hay otras medidas que puede tomar para ayudar a su perro a controlar el hipotiroidismo:

  • Alimente a su perro con una dieta equilibrada y saludable para ayudar a controlar su peso y metabolismo.
  • Haga ejercicio regularmente para ayudar a mantener la masa muscular y la fuerza.
  • Utilice un champú especialmente formulado para mejorar la piel y el pelo de su perro.
  • Hable con nuestros veterinarios sobre cualquier problema cutáneo u ocular que pueda tener su perro y siga sus recomendaciones de tratamiento.

Es importante recordar que el hipotiroidismo en perros es una enfermedad crónica que requiere tratamiento a largo plazo. Si a su perro se le ha diagnosticado hipotiroidismo, es importante seguir las instrucciones del veterinario y proporcionarle una dosis adecuada de hormona tiroidea. Y, si es posible, tomar medidas que puede ayudar a su perro a controlar la enfermedad y mantener una buena calidad de vida.

Es importante tener en cuenta que el hipotiroidismo en perros no es la única causa de síntomas como el aumento de peso, la piel seca y el pelo canoso. Es posible que estos síntomas estén causados por otras afecciones tiroideas o incluso por otras enfermedades. Por lo tanto, es importante llevar al perro a nuestra consulta para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Esperamos que con estos consejos puedas detectar lo antes posible el hipotiroidismo en tu perro si lo padece para poder tratarlo adecuadamente y lleve una vida muy feliz contigo sin que esta enfermedad le suponga un problema o una incomodidad.

 

Autor: Alberto Barra

Veterinario en huellas.vet, con mucha experiencia y miles de horas entre perros, gatos, roedores y todo lo que tenga pelos o plumas. Experto a nivel médico y quirúrgico